"Dos transexuales mexicanos pretenden casarse por Iglesia católica

Ciudad de México (México), 30 ene (EFE).- Una mujer que fue celador en un penal mexicano y se sometió a una cirugía de cambio de sexo, y un ingeniero que transformó su cuerpo en el de una mujer, desean casarse por la Iglesia católica y con el aval de un juez a sabiendas de que pueden desatar una tormenta en México. "El jurista dijo que no hay ningún problema, porque somos un hombre y una mujer. Aunque nos cambien los papeles, lo único que puede decir un juez es que no nos casas por la apariencia", dijo Mario entrevistado por Efe junto a Diana, su pareja. Diana, cuyo nombre legal aún es José, y Mario, oficialmente María, podrían convertirse en el primer matrimonio de transexuales en México, donde la Iglesia rechaza este tipo de uniones y existen muchas lagunas jurídicas. En su domicilio en un popular barrio de la capital mexicana, la pareja de transexuales aseguró a Efe que de no lograr que un cura católico bendiga su unión, acudirá a cualquier otro rito religioso para alcanzar su objetivo.